sábado, 8 de octubre de 2011

La CIA detiene a Josechín tras confundirle con Gadafi




Algunos días después de la noticia que adelantaba el Blog de Vitas, donde se recogían las declaraciones de Gadafi, momentos antes de salir hacia la alubiada, llegó a "nuestra redacción" un e-mail con otra noticia en exclusiva. La detención de uno de los personajes más ilustres del pueblo por un error de la CIA.

El e-mail de Blas, colaborador en Madrid, y siempre atento a este tipo de detalles decía lo siguiente:

"Ojo, la CÍA ha montado un operativo para detener a Gadafi, para lo cual se ha trasladado a Alonsotegi para detenerlo en la alubiada. Se ha llegado a producir una detención en la Fuente del Oro al confundir a Gadafi con un vecino de Alonsotegi que paseaba con un perro y que llevaba el gersey en la cabeza estilo árabe. El vecino arrestado responde al nombre de "·JOSECHIN"."


Esta es la foto de Josechín, sentado plácidamente en la Fuente del Oro, ajeno a las maniobras que la Cía ,con el apoyo del grupo local La Secreta,  estaba desplegando a su alrededor. En la mesa el jersey al que hacía referencia Blas, y que tras colocárselo en la cabeza, desencadenó la detención.

Es justificable un error como este de un organismo tan solvente como la CIA? Juzguen ustedes mismos.


Y mientras se efectuaba la detención equivocada, el verdadero Gadafi, pudo disfrutar como uno más de las alubias y la partidita de mus. En la foto que nos envió el reportero gráfico Paty, se le puede ver posando tranquilamente entre Gotxi y Jose Angel.



En breve en el blog de Vitas, un documento histórico la foto de la alubiada del año 89! Pelos largos, tripas planas y escayolas en los pies!

No hay comentarios:

ENTRADAS HISTORICAS (OCTUBRE 2015)

El último toro bravo


Hoy me siento triste. Y siento tristeza a mi alrededor. Mi vida llega a su fin. Pero algo mucho más importante se termina.Hoy por fin nos han derrotado. Han ganado la batalla. Sí, paradojicamente aquellos que decían defendernos han terminado con nosotros. Ya es tarde, demasiado tarde. Ya no hay marcha atrás. Ojalá hubiéramos tenido el don de la palabra para convencerles.

Hoy me siento triste. Veo llorar a la gente en los tendidos. Y yo también lloro. Estas semanas han sido terribles. Mis primos Los Santacoloma. Mis vecinos Los Saltillo y los Albaserrada, todos han sido sacrificados. Todos vamos a morir. Ya no servimos para nada. ¿Para qué mantenernos?. ¿Para qué pastar en la dehesa?. ¿Para que mantenernos vivos?. Todos, sí,  todos han sido llevados al matadero.

Yo sin embargo he tenido el triste orgullo de ser el último en morir en la plaza y aquí estoy con los nuestros, con quienes nos han defendido, con quienes disfrutan y sufren con nosotros. Estos son de los nuestros. No. Los otros no. Los otros no son de los nuestros. Esos no nos quieren.

Estos últimos días he hablado mucho con Manuel (EL Caporal) y me ha dicho que les conoce bien. Que ha visto en sus ojos odio. Odio sí, odio hacía sus semejantes. Me ha dicho que en los últimos años han ido a parar los festejos en que participabamos. Él les ha oído insultar, ha visto sus ojos inyectados en sangre, y ha podido comprobar su intolerancia infinita. Les ha visto erigirse en supuestos defensores nuestros, mientras denigraban a los de su raza. Él me ha dicho sentirse insultado por quienes alardean de una supuesta superioridad moral. Él,  que me ha cuidado como a un hijo, que me ha  llevado a los mejores pastos, que ha curado mis heridas. Él, insultado por nuestros enemigos. Manuel me ha contado que en el tiempo que dura una corrida de toros más de diez millones de animales mueren en el mundo, animales que han vivido en condiciones penosas, que han sido apartados de la madre nada más nacer. A mi me mantuvieron con mi madre hasta que tuve 10 meses, eso no lo puedo olvidar. 

Ya he salido de la plaza ahora llega el final. Es el final de mi raza. Y por eso me siento triste. Muy triste.


Con el deseo de que esto nunca suceda.

Entradas populares