viernes, 9 de agosto de 2013

"Los mayores" de Coenen

Cuando estás en el colegio, los mayores te parecen muy mayores. Quizás no los de un año más, a los que alguna vez les ganas algún partido que otro,  pero sí los de dos cursos por encima de ti. Esos te parecen muy mayores. Del curso dos años por encima del nuestro en Coenen recuerdo bastantes cosas, pero especialmente los partidos de balonmano. Aquellos nos parecían de otra galaxia, vamos, como Urdangarines  antes de meterse en líos. También me acuerdo de sus chicas, uno en aquella época ya empezaba a fijarse en otras cosas además del fútbol y los estudios. Dos años más y el avance en el desarrollo que suele tener el sexo femenino, hacía que a aquellas tías las verías lejanas e inalcanzables.
Hoy, gracias a la colaboración del gran Patxi Ulibarri, traigo al blog un par de fotos de esa clase dos años por encima de la nuestra en el colegio de Coenen. Resulta confortante ver que unos 30 años después, aquellos amigos de pupitre hoy todavía se juntan en torno a una mesa. Entre aquellos alumnos se ha colado también un profesor. Ni más ni menos que Don Luis Miguel. Algún día contaremos algo de nuestras aventuras en el grupo Scout liderado por él. Hoy solo queda reconocerle como un gran profesor y un gran compañero. Si no fuera así, no hubiera sido invitado a esta comida. Para terminar comentar que he intentado identificar las personas antes y después, y la verdad es que no he llegado más que a 7 u 8. Eso prueba que soy un muy mal fisinomista, porque el cambio entre el ayer y el hoy es casi inapreciable. También me lanzaría a poner unos cuantos nombres, pero seguro que se enfadan aquellos a los que no he puesto, que serían muchos, así que mando un abrazo para mi amigo Kepa Labanda y otro fuerte para todos. Ojala os veamos juntos muchos años más.

Si te ha interesado esto, quizás también te interese la "Cena de compañeros de Coenen". Que los de dos años menos también nos solemos juntar! Yi estuviste alguna vez en el Tulua, esto te traerá buenos recuerdos: El Tulua.





No hay comentarios:

ENTRADAS HISTORICAS (JUNIO 2014)

My name is Vitas


Habréis podido comprobar en estas líneas, que cuando "trabajo" como Disck Jockey mi nombre es DJ Vitas. Alguno ha habido que me ha preguntado el por qué de ese nombre y se lo he explicado, pero aprovecho el blog para contarlo.
Los hechos se remontan a los años 70 cuando a unos amigos de Alonsotegi nos dio por subir a una pista de tenis que había en el monte para jugar unos partidillos. La pista la habían hecho mis padres y sus amigos, al lado de un pequeño "txoko"" (cabaña) que teníamos en Mintetxu. Más que una pista era un pedregal, por la parte de la casa de Zabaleta/Etxebarria tenía una subida que parecía el Mont Ventoux, uno de los laterales tenía al lado la ladera del monte de forma que si te la cruzaban bien acababas comiendo más helechos que La Carranzana (famosa cabra de Zabaleta), había quien tenía hasta su propia piedra a donde dirigía sus saques para lograr un ace por rebote inalcanzable.
Allí solíamos subir, Manu, Forme, Michel, Txema, Alfonso, Iñaki, Ramontxu, Paty, Blas y alguno que otro que seguro se me olvida. Creo que incluso Iñigo hoy "miembro destacado del gobierno vasco" también pasó por las "famosas pistas de tierra batida".
Como me recuerda Ramontxu en un email que me envió el otro día "...me he acordado del Wimbledon de Alonsótegui, allí arriba y de Vitas Gerulaitis, y de ... que recuerdos." Pues sí, aquel era nuestro Wimblendon o nuestro Roland Garros particular, allí pasábamos tardes enteras de verano entre cabras, pasingbols y cafés de puchero. El remate final era la bajada hasta Alonsotegi cuando empezaba a oscurecer, ese era el momento mágico en el que hablar de extraterrestres, de la vida en otros planetas y por qué no, de discutir sobre la existencia de Dios.
En aquel contexto, y en un pueblo en el que los motes son más conocidos que el nombre propio, alguno me  tenía que caer. Al llamarme Jesus a alguien le dio por "anglizar" mi nombre y me empezaron a llamarme "Yisas" . Como por aquella época uno de los mejores jugadores de tenis era el americano Vitas Gerulaitis, mi nombre de guerra pasó a ser Jesus(Yisas) Gerulaitis. Con el tiempo acabé adoptando el verdadero nombre del famoso jugador y muchos de mis amigos me llaman desde aquello Vitas. Como a mi también me gusta, yo también lo utilizo en algunos casos. Lo de DJ Vitas es precisamente uno de esos casos.
El otro día Paty el nombre de guerra de uno de los "cabezas de serie" de aquellos míticos Wimblendon/Mintetxu me enviaba una imagen que hacía que me reafirmara todavía mucho más en mi apodo. Qué bonita la respuesta de mi "buen amigo Vitas", todo una oda al saber perder con orgullo, al mantener la cabeza alta pese a los fracasos  y como no al buen sentido del humor!

Entradas populares