jueves, 21 de febrero de 2013

Los 100 mejores títulos de películas de "dibujos animados"




1 - La almeja Maya
2 - Pocojuntas
3 - Las Maskeperras
4 - La bella y mi bestia
5 - Alicia en el país de las pornomaravillas
6 - Las calientes orgías de una virgen
7 - Caray con el mayordomo que largo tiene el maromo
8 - Colegialas en celo aprenden ingles a pelo
9 - Duro de mamar
10 - Por un puesto de trabajo, por arriba y por abajo
11 - Robin Hot
12 - Crepórculo
13 - El cartero siempre encula 2 veces
14 - Aquí hay tomate…y no es precisamente Orlando
15 - James y el megapollón gigante
16 - 7 vírgenes?
17 - Liberadme de Willy
18 - Buscándosela a Nemo
19 - Follador y caballero
20 - La Berga de Bryan
21 - La vuelta al bulto en 80 polvos
22 - El hincamiento del Tetanic
23 - No todo lo que es oro reluce, pero yo te follo porque me urge
24 - Vencí mi tormento y preñé a "tol" convento
25 - Instinto lésbico
26 - Fuí a por bellotas y me metiste hasta las pelotas
27 - De camino al baño me follé a to un rebaño
28 - Una jaula de escrotos
29 - Tormenta de lefa
30 - Cantando bajo mi lluvia
31 - El libro de mi selva
32 - Viky, Cristina, y sus putas ladillas
33 - Glandieitor
34 - Alejandro Magnum
35 - Pánico en mi tunel
36 - Sin faldas y a lo loco
37 - 7 polvos y un funeral
38 - los 10 follamientos
39 - La túnica manchada
40 - Don Pichote y su Mancha
41 - El sexorcista
42 - El capitán Paloenristre
43 - La comunidad del frenillo
44 - Star Warras, la venganza de Obi-wan QUE NABO
45 - Travelos en la niebla
46 - Rodillas al rojo
47 - El diablo metió la berga
48 - Akiles..follo
49 - La señora Goodfoller
50 - Mi delgada berga roja
 51 - Papoya el marino
52 - Imen y castigo
53 - Sin sentido y sin virilidad
54 - Chusky, el muñeco salido
55 - Perversión en la granja
56 - El Bolas
57 - El calentón de los corderos
58 - Otoño en mi coño
59 - Vibradores lejanos
60 - Pencando con lobos
61 - George y su jungla
62 - Sodomía de Gray
63 - Ubres borrascosas
64 - Gaybe, la cerdita Valiente
65 - Rabocop
66 - Lubricando a Nemo
67 - Dos rubias de pene en pecho
68 - La casa de la bragas voladoras
69 - Truman Cipote
70 - El show de Zumban
71 - 3 palmos de carne
72 - Las novatas se abren de patas
73 - Semental, querido Warron
74 - Himen perfecto
75 - Las piradas del Caribe: El Gofre del hombre muerto
76 - Las piradas del Caribe: La Maldición de la Perra Negra
77 - Me entró la Gula y me follé a tu mula
78 - Tócamela otra vez, Sam
79 - Ten cuidado con lo que tocas, a ver si te voy a llenar la boca
80 - Casca Blanca
81 - El re-porno de la momia
82 - Manolito Mefrotas
83 - Mujeres al borde de un ataque de miembros
84 - 101 Dálmatas...y una mujer
85 - Daniel el perverso
86 - Eduardo manos de pene
87 - Pesadilla antes de eyacular
88 - Jurasex park
89 - La monté porque era mía
90 - The eye...del culo
91 - Una rajita madura para esta cosa tan dura
92 - Pencando con lobos
93 - El negrata de las tres patas
94 - En boca cerrada no entran moscas pero entran pollas como roscas
95 - El mayordomo, su mujer, y otras cosas pa meter
96 - Poyémon, hazte con todos
97 - Raboneitor
98 - Raboman
99 - Las Piradas del Caribe: El gofre del hombre muerto
100 - Las Piradas del Caribe: La Maldición de la perra negra

ENTRADAS HISTORICAS (JULIO 2013)

El gato

Llevo varios meses, quizás años peleándome en casa con los gatos. Tener un perro viejillo es lo que tiene, le pones su ración de comida y los dichosos mininos enseguida están ahí al acecho, esperando a que termine, o más bien obligándole a terminar. Hay que verles cómo se ponen! La espina dorsal todo encorvada y su cara amenazante les dan un aire que ríase usted del “Currupipi” de Jesulín.

Esta semana el asunto se me ha ido de las manos. Estaba el jueves pasado con una de las puertas de casa abierta y la otra cerrada con llave. En un momento dado me acerco a la cocina y allí había un invitado sorpresa todo chulo, comiéndose un pastel que nos habían regalado. Como yo no soy como Kiko que dejo que se coman mi comida, me voy directo al intruso, este trata de escapar pero se encuentra con la puerta cerrada. Comienza a dar saltos para escaparse por el cristal de la puerta, pero por mucha claridad que viera, por ahí no había salida. Así que allí estábamos los dos frente a frente, él sin poder salir y yo sin saber qué hacer. No sé quién tenía más miedo de los dos. Al final opto por dejarle sitio para escapar, facilitándole la salida por la otra puerta abierta. Pero la cosa no iba a ser tan fácil. El minino opta por marcharse, pero elige la peor solución y se va a la habitación del fondo, yo me voy detrás, llego a la habitación y ... ¿Dónde está el dichoso gato? Allí me ves removiendo camas y muebles buscando al felino.Se ve que había encontrado una buena madriguera porque no salía ni a tiros! Yo ya tenía la cara más desencajada que Jack Nicholson en el resplandor. Llegan en ese momento los loqueros y me ponen la camisa de fuerza. Al final después de pegar un buen meneo a la cama, el bicho se arranca como un Victorino por la cuesta de Santo Domingo, y quien suscribe se esconde en el burladero como un municipal de Pamplona. "Donde te has ido gatito?" Otra vez a la cocina! Vuelta a la misma historia, él sin poder salir y yo en posición Angel Cristo pero con escoba en vez de látigo. Otra vez a darle paso para que saliera, y claro a achucharle un poco porque si no se me quedaba de inquilino. Al final busca la ventana de la cocina trepa por ella y asunto arreglado! 

Arreglado? De eso nada. Me las prometía muy felices, porque pensaba que por la parte de arriba de la ventana el bicho había escapado lejos de su “hotel”, pero unos ruidos sospechosos a la mañana siguiente me hicieron volver a la pesadilla. Esa noche no habíamos dormido solos. En la esquina del falso techo de la cocina había pasado la noche el impostor! De nuevo frente a frente, John Wayne contra Clint Eastwood, duelo al amanecer  pero sin pistolas. Él acurrucado al fondo y yo con la cabeza metida por una de los placas de pladur que había retirado. En el suelo uno se siente grande frente a un gato, pero cuando en la oscuridad del falso techo tu cabeza parece un premio Goya y el bicho está acorralado piensas: "de aquí salgo con más cicatrices que Freddy Krueger y Fran Ribery juntos". De repente la pelea se ponía a mi favor, mi suegro aparecía por la puerta y al dichoso gato le salía un nuevo enemigo. “Vamos a optar por la estrategia de la paciencia” pensamos. “Quitamos unas cuantas placas, dejamos la puerta abierta y ya saltará y se escapará!” Dijo mi suegro, tratando de emular a Fran de la Selva en Thailandia. Pero claro, el tío se había puesto las botas el día anterior, así que por hambre no se iba a mover. Cinco minutos, diez minutos,… “Oye! este bicho no se menea. Hay que cambiar de estrategia! Quita unas cuantas placas más, abre la ventana y cierra la otra puerta para que no escape. Saca la escoba y a por él”. Me dijo mi improvisado, mozo de espadas. Allí estaba yo como Don Quijote frente a los molinos con una escoba por lanza. Al final al bicho ya no le quedaba otra. “O escapo, o este me ensarta!” debió de pensar. Así que saltó. Todavía se dio una vuelta por la cocina corriendo como un loco y dando más saltos que un finalista de Master-Chef. Finalmente encontró la salida y respiró el gato, respiró mi suegro, y respiré yo. Fin de la estancia en el hotel de los Urkiza compañero, que ya nos has hecho padecer bastante. Me parece que este verano vamos a pasar más calor de lo normal, ya no abro la puerta a intrusos ni borracho!! Y es que ya lo dice el refrán “Casa con dos puertas, mala es de guardar”. 


Entradas populares