domingo, 3 de marzo de 2013

Las doce mejores canciones de Franco Battiato


Corrían los años ochenta, y el apetito musical de la época nos llevaba a digerir cualquier sonido medianamente armonioso que pasara por nuestro radio-cassete. Los Rickastleys, Danzasinvisibles y Milivanilis atronaban por donde pasabas. Entre tanta mediocridad, tratabamos de buscar sustento en pilares de confianza, como el rock sinfónico de Supertramp o Pink Floyd, el vocalismo de Queen o la música culta de Win Mertens. El mítico canon de Pachelbell se erigía también en totem sagrado de la cuadrilla de amigos y se escuchaba a todo volumen en el último equipo instalado en la casa/coche del potentado de la cuadrilla. Con este panorama de fondo se colaba en la escena musical una figura italiana que parecía recién salida de un cuadro del Greco. Era Franco Battiato. Su música a medio camino entre José Luis Perales y los Monjes de Silos, susurraba nuestros oídos con melodías barrocas, letras surrealistas y mensajes de nueva era. Una música alejada del estándar pop de estribillo pegadizo y del machacón guitarra, bajo, batería, guitarra, bajo, batería.

Buceando en su discografía, uno encontraba éxitos comerciales como "Nómadas", "Y te vengo a buscar" o "Yo quiero verte danzar" pero también delicatessen como "Prespectiva Nevskj", "Los trenes de Tozeur" o la grandiosa "No time, no space".Han pasado ya más de 25 años, y escuchada hoy, parece música de otra glaciación. Sirva este post de homenaje a uno de los grandes de la música contemporanea. Espero que estimule los oídos de quienes por su edad no tuvieron ocasión de escuchar las delicias del mago siciliano y que revuelva los recuerdos de quienes disfrutamos aquella maravillosa época con sus deliciosos sonidos.

En orden, las que para mi son sus doce mejores canciones:

 

  

  

  

  

  


  

   

  

  

  

 

No hay comentarios:

ENTRADAS HISTORICAS (NOVIEMBRE 2017)

Señalización Castielfabib y Torrebaja


Entornos Naturales ha procedido a realizar durante el mes de octubre la instalación de la señalización de dos municipios del Rincón de Ademuz, Castielfabib y Torrebaja.
En el municipio de Castielfabib se han instalado 40 señales (panel de inicio, mesas interpretativas, carteles toponímicos, flechas de orientación y balizas) para completar una ruta denominada "Las huellas del río Ebrón".La ruta discurre a lo largo de las dos orillas del río Ebrón. Son poco más de 5 kms de un suave paseo sin excesivas dificultades orográficas que se encuentra lleno de agradables sorpresas paisajísticas y culturales, como las hoces del río Ebrón, el Acueducto, el Convento, el Molino de la Villa, los puentes del Barrioso y de la Ruidera, las bodegas, el antiguo lagar del vino etc.
Una muy recomendable ruta para completar la visita a un precioso pueblo lleno de encanto histórico, cultural y humano.







En el municipio de Torrebaja se ha procedido a la colocación de señales informativas del municcipio, así como de elementos de interés como La Manzanoteca, El Parque Balcón de la Hoya o Las rutas de senderismo:









Entradas populares