lunes, 14 de marzo de 2011

Ponzoñas IX



La guerra más alta del mundo: En el blog Basabide, imprescindible para estar al día de lo que ocurre en el mundo de la montaña, han puesto un post interesantísimo sobre la guerra que mantienen India y Pakistán, por las montañas perdidas del Karakorum, uno de los lugares más inhóspitos del planeta.

Parece ser que en 1984  un escalador alemán se topa con una pequeña partida de militares hindús, piensan matarlo, pero al final le dejan libre con la condición de no revelasr su presencia. El escalador no cumplió su palabra y relató a las autoridades lo sucedido. Pakistán organizó una patrulla con 10 baltís -los nativos del Karakorum-, y siete de ellos fueron asesinados.Desde aquel día el Ejército Pakistaní decidió instalar varios puestos militares fijos a lo largo de la cordillera, cerca de la frontera en disputa. Lo curioso es que en los últimos 25 años no se ha disparado ni un solo tiro, pero la guerra más alta del mundo (hay un puesto a 6.300 m.) se ha cobrado ya la vida de algo más de 200 militares, víctimas de enfermedades y, sobre todo, de las traicioneras grietas que surcan los remotos glaciares.

Este invierno, el puesto de Kankar ha sido visitado por la expedición de Álex Txikon, que está intentando escalar por primera vez en esta época del año el Gasherbrum I (8.080 m.). El destacamento del Ejército paquistaní está a apenas un kilómetro del campo base de la expedición de Álex Txikon. Álex relata en el artículo un paseo por encima de obuses en una zona cercana al puesto militar. Cuenta también la causa de las múltiples bajas por desapariciones en los glaciares: «Nos quedamos alucinados la primera vez que les vimos marchar sobre el glaciar. ¡Iban en formación como si fuese un desfile!». Un suicidio colectivo si se encontraban una grieta: «Después de verles entendimos todas las historias que cuentan de destacamentos enteros desaparecidos».

El lagarto que nos reina:  En el curioso e irreverente blog de Gorka Limotxo pusieron un post  hace ya bastante tiempo, en el que incluían un video de un físico español llamado Conrado Salas Cano. En el video Conrado habla de los Illuminati, de rituales de sacrificios humanos en los que las élites mundiales cambian a su forma reptiliana, y afirma que Juan Carlos Borbón más conocido como Juan Carlos I, es también "reptiliano". Ustedes mismos.


Le Cirque du Soleil:  Uno de los espectáculos más impresionantes que pueden verse hoy en día es el del Circo del Sol. Han conseguido una unión entre números circenses, vestuario, música, luz y representación que llegan a tocar la fibra sensible del espectador. Dale al play y activa la pantalla completa para ver las imagenes en todo su esplendor:



Bruce Springsteen emocionado al escuchar el Agur Jaunak: En un blog de Eitb (Euskal Irrati Telebista) (Televisión y Radio Vasca) pusieron hace ya algún tiempo una bonita anecdota sobre La Kelly Family, Bruce Springsteen, y la reacción del Boss al oir nuestro Agur Jaunak. Para los que me leen por aquí (Valencia), el Agur Jaunak es una canción especial para nosotros los vascos, que se utiliza en ocasiones especiales. Se utiliza para rendir honor a un amigo o invitado, tanto al recibirle, como al despedirle. Algo similar corresponde en el capítulo de bailes tradicionales al Aurresku. Pues bien, parece ser que los componentes de La Kelly Family estaban cantando la canción en una plaza de Paris cuando se acercó Bruce Springsteen muy emocionado. De ese encuentro nación una bonita amistad.


Ligues con desconocidos a través del GPS del Iphone: Ya no es solo contactar a través de internet para encontarr tu media naranja o el rollito de turno, ahora existe una aplicación que incluye la posición real de las personas. Se trata de que sepas exactamente donde está esa persona con la que te apetece contactar. Qué peligro!

No hay comentarios:

ENTRADAS HISTORICAS (ABRIL 2015)

20 de abril del 90 (25 años después)


Supongo que conocerás la famosa canción 20 de Abril del 90 de Celtas Cortos. Sin no la conoces puedes escucharla aquí.Es una canción que me gusta muchísimo y que he cantado un montón de veces en los karaokes del mundo.

Hoy 25 años del día que da título a la canción he descubierto, gracias a la revista GQ, que la carta que Jesús Cifuentes (Cifu) envía a un antiguo "amor"y que da lugar a la canción, tuvo respuesta.

La respuesta no está precisamente llena de halagos, y de buenos recuerdos, si no todo lo contrario. Para ellos lo bueno y lo malo de aquel día y aquella relación, pero qué queréis que os diga, echo de menos como mínimo a la protagonista el agradecer que de aquella historia. buena o mala, surgiera una obra maestra como creo que es la famosa canción.


Aquí tenéis la letra de la canción y la respuesta de la chica:

Hola, chata, ¿cómo estás?
¿Te sorprende que te escriba?
Tanto tiempo es normal.
Pues es que estaba aquí solo,
me había puesto a recordar,
me entró la melancolía
y te tenía que hablar.


Hola “chato”:
(¿Me has llamado chata? ¿de verdad? ¿te ha poseído Arturo Fernández?) Pues ya que lo preguntas estoy mejor que en brazos. Y sí, sí que ha pasado mucho tiempo. Y no, de ti realmente ya no me sorprende nada. O sea que tus amigos hoy no salen, y te has dicho en pleno calentón “voy a escribirle una carta a ésta, a ver si suena la flauta”. Pues no, no ha sonado. De hecho no hay flauta, ni flautista, ni nada.


¿Recuerdas aquella noche
en la cabaña del Turmo?
¿Las risas que nos hacíamos
antes todos juntos?
Hoy no queda casi nadie de los de antes,
y los que hay han cambiado,
han cambiado, sí.
Lo de la cabaña lo recuerdo, claro que lo recuerdo. Yo allí contigo y con éstos, todos juntos de fin de semana romántico en ese submarino. Lo de las risas ya no tanto, mira por donde. Eso sí, estoy viendo como si fuera ayer a tus amigotes haciendo chistes verdes y poniéndose del revés mientras tú no podías ni sostener la guitarra. Y luego, los dos comas etílicos en medio de la montaña y la posterior peregrinación al hospital a las 5 de la mañana. Conducía yo, no sé si se te acuerdas, porque era la única que podía ver. Me alegro mucho de que tus colegas hayan cambiado, porque así no iban a ninguna parte.


Pero bueno, ¿tú qué tal? Di.
Lo mismo hasta tienes crios.
¿Qué tal te va con el tío ese?
Espero sea divertido.
Yo, la verdad, como siempre,
sigo currando en lo mismo.
La música no me cansa,
pero me encuentro vacío.

Pero hablemos de mí, que veo que ahora de repente te interesa. Te cuento brevemente: sigo con el “tío ese”, que tiene un nombre, se llama Joaquín. Es muy divertido, buena persona y romántico. Trabaja de profesor en la universidad, lo cual automáticamente lo convertirá para ti y tus amigotes en un aburrido trajeado y un vendido al sistema. Nadie es perfecto. Y por ahora no tenemos críos, pero estamos entrenando mucho, muy duro y por todas partes por si llega el día. Me duele leer que te sientes vacío, ¿tu grupito ese de fans putones ya no te llena? Aun así, y para que veas que no te guardo rencor, me alegro de verdad de que la música no te canse, sigue en ello porque lo demás se te da aún peor.


¿Recuerdas aquella noche
en la cabaña del Turmo?
¿Las risas que nos hacíamos
antes todos juntos?
Hoy no queda casi nadie de los de antes,
y los que hay han cambiado,
han cambiado, sí.

Veo que repites lo de la cabaña esa de los horrores. Y veo que has escrito la carta en rima asonante (tú es que no sabes rimar, Jesús, te lo he dicho muchas veces). Así que si sacas una canción sobre esto, por favor, no digas mi nombre.


Bueno, pues ya me despido,
si te mola me contestas.
Espero que mis palabras
desordenen tu conciencia.
Pues nada, chica, lo dicho,
hasta pronto si nos vemos.
Yo sigo con mis canciones
y tú sigues con tus sueños.

La verdad es que no te iba a escribir, pero cuando has dicho eso de “si te mola me contestas” he visto la luz. Y es que tienes los santísimos de apelar a mi conciencia. Yo que he sido tan mala de abandonarte porque (palabras textuales) “no tenía sensibilidad para apoyarte en tus complicados procesos creativos musicales”. Así que tú sigue con tus canciones, no te vaya a dar otro ataque de ansiedad como aquella vez que intentaste trabajar de verdad. Yo seguiré con mis sueños, esos imposibles, que son básicamente tres comidas al día, ropa limpia, un poco de cariño y otros caprichos egoístas de “burguesa acomodada”.


¿Recuerdas aquella noche
en la cabaña del Turmo?
¿Las risas que nos hacíamos
antes todos juntos?
Hoy no queda casi nadie de los de antes,
y los que hay han cambiado,
han cambiado, sí.

Pues eso, que te vaya bien en la cabaña, que veo que te has quedado ahí. Espero no encontrarme contigo, y si te encuentro y me hago la loca, no te lo tomes a mal, es que me das mucha pereza.
Hasta siempre, chato.

Y tú lector de este blog con quien te identificas más con Cifu o con la chica?

Entradas populares