sábado, 1 de agosto de 2009

No queda más oxígeno.


Ayer Iñigo Urkullu presidente del Partido Nacionalista Vasco puso un brillante y valiente artículo en su Blog. Luego vendrán tertulianos retorcidos y periodistas pesebreros que buscan el doble sentido para tergiversar las cosas según sus intereses, pero creo que no hay el más mínimo resquicio de duda en su posición frente a ETA.Está copiado a continuación en su totalidad porque no tiene desperdicio.:

En la burbuja no queda mas oxígeno. El PNV y ETA (en su 50 aniversario).


Cincuenta años de vida-muerte no han conseguido nada más que la propia pervivencia de ETA.Y de su obstinada pretensión de mantener una estrategia político-militar que la Unión Europea, a través de su Tribunal de Derechos Humanos, ha deslegitimado de raíz.
En estas fechas no solo se cumple el 114 aniversario del nacimiento del PNV.También se cumplen 50 años desde la aparición de ETAUna organización nacida durante el franquismo que, invocando la causa vasca, abrazó la práctica de la violencia como el camino más eficaz para conseguir la libertad plena de los vascos.
Desde su origen, el
Partido Nacionalista Vasco abjuró de dicho método y, por extensión, de la propia organización.Fiel a su tradición democrática y a los principios humanísticos y éticos que le alumbraran desde su fundación en 1895, el Partido Nacionalista Vasco supo también entonces discernir, como lo sigue haciendo hoy, que el crimen es siempre crimen, y que, por encima de la ideología o de los derechos políticos, hay un estadio previo, pre-político: la vida humana.
Medio siglo de violencia de intencionalidad política, de estrategia revolucionaria, de actos de terror, hacen de ETA un tremendo ejemplo negativo, algo que nunca debió existir, algo que se resiste a morir y que para evitar su desaparición persiste en su estrategia de muerte y de violencia.
Ya no es la idea de una Euskadi independiente y socialista la que impulsa a ETA.Ni tan siquiera la búsqueda de fortalezas que le lleven a un proceso de negociación con el Estado.ETA mata para demostrarse viva.
Y en este contrasentido arrastra en su derredor, como un agujero negro, a todo lo que no sepa identificar claramente que política y violencia son elementos incompatibles entre sí.
¿Cuál es el balance de 50 años de violencia de intencionalidad política?
¿Qué cuenta de resultados puede presentar a la sociedad vasca quien emergió para su presunta liberación nacional?
En lo político, ni un solo avance.
Ni uno sólo. Ni la independencia, ni el socialismo, ni el avance de la conciencia nacional, ni la territorialidad, ni el reconocimiento del derecho a la autodeterminación. Ni el mínimo grado de bienestar, de autogobierno.
Nada de nada.
Al contrario, su simple existencia ha servido de freno a la causa nacional vasca.
Y de excusa argumental para quienes se han empeñado en denostar el derecho de este Pueblo a expresar su voluntad de libertad y convivencia en paz.
Ahora sí, en el debe, ETA cuenta con un bagaje fácilmente reconocible.
Cerca de un millar de muertos.
Miles de víctimas.
Decenas de miles de personas amenazadas.
Centenares de presos, represaliados.Millones de euros en estragos. Incontables pérdidas económicas como efecto inducido de la violencia.Excepcionalidad legal y política en Euskadi…y una sociedad que repudia la violencia como nunca.
Por no hablar del tremendo daño que al abertzalismo ha causado la asociación de su ideología, sus fines políticos con la práctica violenta.
Una perversión que aún padecemos y que nos costará ímprobos esfuerzos disociar en la opinión pública de aquí y fuera de Euskadi.
Cincuenta años de vida-muerte no han conseguido nada más que la propia pervivencia de ETA.Y de su obstinada pretensión de mantener una estrategia político-militar que la Unión Europea, a través de su Tribunal de Derechos Humanos, ha deslegitimado de raíz.
Porque la violencia es un efecto contaminante que invalida cualquier experimento político.Como decíamos recientemente en un pronunciamiento del Euzkadi Buru Batzar, la Unión Europea ha puesto a ETA y a la Izquierda llamada Abertzale el contador a cero.
Se le acabó su tiempo.
Y, por mucho que reoriente su estrategia de hoy a la creación de una Alianza Popular Nacional, de una nueva coalición político- institucional a través de Euskal Herria Bai, su iniciativa también nacerá muerta. Como todo lo que toca, auspicia o tutela.
Luego, si la izquierda llamada abertzale tiene vocación cierta de ejercer la actividad política sabe que su única alternativa es, o forzar la disolución de ETA, o renegar de la organización terrorista.
No hay más posibilidades para la impostura.Ni para las siglas de alquiler, ni polos soberanistas enmascaradores de estrategias político-militares.
En la burbuja no hay más oxigeno
Si la Izquierda autodenominada Abertzale quiere pervivir sólo le queda la emancipación de las pistolas o el desarme de quienes las portan.
El PNV ha sido en estos últimos cincuenta años la antítesis de ETA.Y como tal es observada por ésta. ETA y nadie más es la tragedia nacional de Euskadi.
Y para ayudar a superarla hemos dado pasos arriesgados y hasta ¿criticables?, si bien todos ellos bienintencionados.
Pero también en esta tarea, el tiempo se ha agotado. ETA tendrá que desactivarse por sí misma.
En ocasiones, hemos cometido el error de, inconscientemente, interpretar a ETA en términos políticos. Y en esto tampoco hay margen para el error.
ETA es hoy sólo un fenómeno de crimen.Su objetivo es la aplicación del terror y el sometimiento de la sociedad a su actividad de violencia.
Como tal, su acción debe ser respondida con los mecanismos de seguridad y justicia establecidos en el marco de los estados de derecho.
Quien atenta contra la libertad y la seguridad de las personas debe saber que, en defensa de la colectividad, se le aplicará todo el peso de la ley, con escrupuloso respeto a los derechos humanos.
No obstante, el Partido Nacionalista Vasco será proactivo en la ayuda de cuantos activistas deseen dar el paso definitivo de abandono de las armas.
Sin que intermedie en esa ayuda protagonismo alguno ni contrapeso político, mediático o de otro tipo que dificulte una ruptura real de los individuos con la violencia.
En el ámbito político, el Partido Nacionalista Vasco manifiesta su voluntad de reafirmando su perfil de organización abertzale democrática, respetuosa y defensora de los derechos humanos, de ofrecer un espacio de encuentro para quienes quieran defender nuestra identidad y contribuir a la causa nacional vasca.
Eso sí, lo hace sin desnaturalizar su propio proyecto político.
Buena parte de nuestra fuerte implantación política se debe a la incorporación, a lo largo de estos años, de abertzales que procedían de otras sensibilidades políticas sumándose al compromiso de los abertzales que desde el principio abrazaran los postulados y estrategia de EAJ-PNV.
Como han entendido éstos y otros muchos, el PNV ha sido y va a continuar siendo el instrumento más potente para la liberación del Pueblo vasco.
Pero desde el pragmatismo y con respeto a los que piensan de otra manera y atendiendo a las mayorías sociales existentes en cada Territorio.
Estamos en el mejor proyecto nacional vasco. El más eficaz.
Y el más radical en el sentido propio de la palabra, porque actuamos siempre con sintonía con una mayoría de la sociedad vasca.
Y no tenemos otros límites que lo que ésta se proponga en cada momento histórico.
Sin subordinaciones de ningún tipo de radicalismos meramente gestuales que son completamente ineficaces.
Sin renunciar al pragmatismo, a la centralidad y al gradualismo político, el Partido Nacionalista Vasco está dispuesto a hacer un nuevo esfuerzo para abrirse a todas cuantas personas sintonicen con el principio de que “Euskadi es la patria de los vascos”.
Para caminar juntos en el futuro.
Construyendo día a día un país y una sociedad basada en la suma de voluntades individuales. Y en la conquista de mayorías por los cauces estrictamente políticos y democráticos.
La búsqueda de la paz es un imperativo social.
Pero su consecución debe estar exenta de atajos o de escenarios opacos que extiendan la sospecha de intereses ocultos.
En la consecución de esa paz permanente, el Partido Nacionalista Vasco no acudirá a ninguna negociación resolutiva, que en el futuro ETA y cualquier gobierno de España puedan entablar, que no tenga una habilitación parlamentaria, un control parlamentario y una sanción parlamentaria, vasca y española.
Solo la representación popular en su sede natural, el Parlamento, puede garantizar el éxito del dialogo o asumir sin mayor coste el fracaso del mismo.La consecución de la paz no ha de tener precio político.
Ni para ETA ni para el gobierno español que parece haber reservado el diálogo político como señuelo exclusivo de aproximación a la Izquierda abertzale radical, negando a la interlocución legítima de la ciudadanía, a los partidos políticos vascos, cualquier pretensión de llevar adelante iniciativas vinculadas al autogobierno o al derecho a decidir de la sociedad vasca.
Finalmente, el Partido Nacionalista Vasco es consciente de que esta organización, sus dirigentes y su militancia son objeto permanente de análisis para ser objetivo armado de ETA.
A lo largo de su trágica historia hemos padecido de una forma u otra el sufrimiento de su mortífera intolerancia.
Además, esa intimidación latente, que hoy la podemos vivir con mayor intensidad si cabe, siempre la hemos percibido como propia pues es al conjunto de la sociedad vasca a la que ETA amenaza con su sola existencia.
Pero, en caso posible, nuestra posible amenaza de hoy, como colectivo que se suma a lo que se ven obligados a soportar otras formaciones, colectivos y entidades, no nos hace ni más víctimas que ayer ni menos solidarios con los que ya han sufrido las dolorosas consecuencias de la violencia y el terrorismo.
Por eso, con la misma serenidad y responsabilidad para con este país, a sabiendas del sufrimiento y el dolor que aún podemos padecer, el Partido Nacionalista Vasco se compromete a que el final de ETA esté próximo.
Ese es hoy nuestro compromiso y no descansaremos hasta cumplirlo.

No hay comentarios:

ENTRADAS HISTORICAS (ABRIL 2015)

20 de abril del 90 (25 años después)


Supongo que conocerás la famosa canción 20 de Abril del 90 de Celtas Cortos. Sin no la conoces puedes escucharla aquí.Es una canción que me gusta muchísimo y que he cantado un montón de veces en los karaokes del mundo.

Hoy 25 años del día que da título a la canción he descubierto, gracias a la revista GQ, que la carta que Jesús Cifuentes (Cifu) envía a un antiguo "amor"y que da lugar a la canción, tuvo respuesta.

La respuesta no está precisamente llena de halagos, y de buenos recuerdos, si no todo lo contrario. Para ellos lo bueno y lo malo de aquel día y aquella relación, pero qué queréis que os diga, echo de menos como mínimo a la protagonista el agradecer que de aquella historia. buena o mala, surgiera una obra maestra como creo que es la famosa canción.


Aquí tenéis la letra de la canción y la respuesta de la chica:

Hola, chata, ¿cómo estás?
¿Te sorprende que te escriba?
Tanto tiempo es normal.
Pues es que estaba aquí solo,
me había puesto a recordar,
me entró la melancolía
y te tenía que hablar.


Hola “chato”:
(¿Me has llamado chata? ¿de verdad? ¿te ha poseído Arturo Fernández?) Pues ya que lo preguntas estoy mejor que en brazos. Y sí, sí que ha pasado mucho tiempo. Y no, de ti realmente ya no me sorprende nada. O sea que tus amigos hoy no salen, y te has dicho en pleno calentón “voy a escribirle una carta a ésta, a ver si suena la flauta”. Pues no, no ha sonado. De hecho no hay flauta, ni flautista, ni nada.


¿Recuerdas aquella noche
en la cabaña del Turmo?
¿Las risas que nos hacíamos
antes todos juntos?
Hoy no queda casi nadie de los de antes,
y los que hay han cambiado,
han cambiado, sí.
Lo de la cabaña lo recuerdo, claro que lo recuerdo. Yo allí contigo y con éstos, todos juntos de fin de semana romántico en ese submarino. Lo de las risas ya no tanto, mira por donde. Eso sí, estoy viendo como si fuera ayer a tus amigotes haciendo chistes verdes y poniéndose del revés mientras tú no podías ni sostener la guitarra. Y luego, los dos comas etílicos en medio de la montaña y la posterior peregrinación al hospital a las 5 de la mañana. Conducía yo, no sé si se te acuerdas, porque era la única que podía ver. Me alegro mucho de que tus colegas hayan cambiado, porque así no iban a ninguna parte.


Pero bueno, ¿tú qué tal? Di.
Lo mismo hasta tienes crios.
¿Qué tal te va con el tío ese?
Espero sea divertido.
Yo, la verdad, como siempre,
sigo currando en lo mismo.
La música no me cansa,
pero me encuentro vacío.

Pero hablemos de mí, que veo que ahora de repente te interesa. Te cuento brevemente: sigo con el “tío ese”, que tiene un nombre, se llama Joaquín. Es muy divertido, buena persona y romántico. Trabaja de profesor en la universidad, lo cual automáticamente lo convertirá para ti y tus amigotes en un aburrido trajeado y un vendido al sistema. Nadie es perfecto. Y por ahora no tenemos críos, pero estamos entrenando mucho, muy duro y por todas partes por si llega el día. Me duele leer que te sientes vacío, ¿tu grupito ese de fans putones ya no te llena? Aun así, y para que veas que no te guardo rencor, me alegro de verdad de que la música no te canse, sigue en ello porque lo demás se te da aún peor.


¿Recuerdas aquella noche
en la cabaña del Turmo?
¿Las risas que nos hacíamos
antes todos juntos?
Hoy no queda casi nadie de los de antes,
y los que hay han cambiado,
han cambiado, sí.

Veo que repites lo de la cabaña esa de los horrores. Y veo que has escrito la carta en rima asonante (tú es que no sabes rimar, Jesús, te lo he dicho muchas veces). Así que si sacas una canción sobre esto, por favor, no digas mi nombre.


Bueno, pues ya me despido,
si te mola me contestas.
Espero que mis palabras
desordenen tu conciencia.
Pues nada, chica, lo dicho,
hasta pronto si nos vemos.
Yo sigo con mis canciones
y tú sigues con tus sueños.

La verdad es que no te iba a escribir, pero cuando has dicho eso de “si te mola me contestas” he visto la luz. Y es que tienes los santísimos de apelar a mi conciencia. Yo que he sido tan mala de abandonarte porque (palabras textuales) “no tenía sensibilidad para apoyarte en tus complicados procesos creativos musicales”. Así que tú sigue con tus canciones, no te vaya a dar otro ataque de ansiedad como aquella vez que intentaste trabajar de verdad. Yo seguiré con mis sueños, esos imposibles, que son básicamente tres comidas al día, ropa limpia, un poco de cariño y otros caprichos egoístas de “burguesa acomodada”.


¿Recuerdas aquella noche
en la cabaña del Turmo?
¿Las risas que nos hacíamos
antes todos juntos?
Hoy no queda casi nadie de los de antes,
y los que hay han cambiado,
han cambiado, sí.

Pues eso, que te vaya bien en la cabaña, que veo que te has quedado ahí. Espero no encontrarme contigo, y si te encuentro y me hago la loca, no te lo tomes a mal, es que me das mucha pereza.
Hasta siempre, chato.

Y tú lector de este blog con quien te identificas más con Cifu o con la chica?

Entradas populares