martes, 21 de noviembre de 2017

Señalización Castielfabib y Torrebaja


Entornos Naturales ha procedido a realizar durante el mes de octubre la instalación de la señalización de dos municipios del Rincón de Ademuz, Castielfabib y Torrebaja.
En el municipio de Castielfabib se han instalado 40 señales (panel de inicio, mesas interpretativas, carteles toponímicos, flechas de orientación y balizas) para completar una ruta denominada "Las huellas del río Ebrón".La ruta discurre a lo largo de las dos orillas del río Ebrón. Son poco más de 5 kms de un suave paseo sin excesivas dificultades orográficas que se encuentra lleno de agradables sorpresas paisajísticas y culturales, como las hoces del río Ebrón, el Acueducto, el Convento, el Molino de la Villa, los puentes del Barrioso y de la Ruidera, las bodegas, el antiguo lagar del vino etc.
Una muy recomendable ruta para completar la visita a un precioso pueblo lleno de encanto histórico, cultural y humano.







En el municipio de Torrebaja se ha procedido a la colocación de señales informativas del municcipio, así como de elementos de interés como La Manzanoteca, El Parque Balcón de la Hoya o Las rutas de senderismo:









No hay comentarios:

ENTRADAS HISTORICAS (OCTUBRE 2015)

El último toro bravo


Hoy me siento triste. Y siento tristeza a mi alrededor. Mi vida llega a su fin. Pero algo mucho más importante se termina.Hoy por fin nos han derrotado. Han ganado la batalla. Sí, paradojicamente aquellos que decían defendernos han terminado con nosotros. Ya es tarde, demasiado tarde. Ya no hay marcha atrás. Ojalá hubiéramos tenido el don de la palabra para convencerles.

Hoy me siento triste. Veo llorar a la gente en los tendidos. Y yo también lloro. Estas semanas han sido terribles. Mis primos Los Santacoloma. Mis vecinos Los Saltillo y los Albaserrada, todos han sido sacrificados. Todos vamos a morir. Ya no servimos para nada. ¿Para qué mantenernos?. ¿Para qué pastar en la dehesa?. ¿Para que mantenernos vivos?. Todos, sí,  todos han sido llevados al matadero.

Yo sin embargo he tenido el triste orgullo de ser el último en morir en la plaza y aquí estoy con los nuestros, con quienes nos han defendido, con quienes disfrutan y sufren con nosotros. Estos son de los nuestros. No. Los otros no. Los otros no son de los nuestros. Esos no nos quieren.

Estos últimos días he hablado mucho con Manuel (EL Caporal) y me ha dicho que les conoce bien. Que ha visto en sus ojos odio. Odio sí, odio hacía sus semejantes. Me ha dicho que en los últimos años han ido a parar los festejos en que participabamos. Él les ha oído insultar, ha visto sus ojos inyectados en sangre, y ha podido comprobar su intolerancia infinita. Les ha visto erigirse en supuestos defensores nuestros, mientras denigraban a los de su raza. Él me ha dicho sentirse insultado por quienes alardean de una supuesta superioridad moral. Él,  que me ha cuidado como a un hijo, que me ha  llevado a los mejores pastos, que ha curado mis heridas. Él, insultado por nuestros enemigos. Manuel me ha contado que en el tiempo que dura una corrida de toros más de diez millones de animales mueren en el mundo, animales que han vivido en condiciones penosas, que han sido apartados de la madre nada más nacer. A mi me mantuvieron con mi madre hasta que tuve 10 meses, eso no lo puedo olvidar. 

Ya he salido de la plaza ahora llega el final. Es el final de mi raza. Y por eso me siento triste. Muy triste.


Con el deseo de que esto nunca suceda.

Entradas populares