viernes, 23 de octubre de 2015

Canciones de la coral Gure Ametsa: Bat, bi, iru, lau y Beti Eskama Kentzen



Hace unos cuantos meses mi buen amigo Iñaki Salazar me hacía llegar un verdadero tesoro, las canciones que en su día grabó la Coral Gure Ametsa de Alonsotegi en mp3.Me he propuesto ir subiéndolas a internet (Youtube) para que todo el mundo pueda tener acceso a esas joyas que nos traen recuerdos del ayer.
Aprovecho para contar algo de la historia de la coral. Según la información de qué dispongo hay que situar los orígenes de la coral Gure Ametsa en un coro parroquial que se inicia allá por los años 50 dirigido por Trueba. En un inicio su repertorio se limita a canciones de iglesia y misas en latín, pero al de un tiempo sale del ámbito parroquial y comienza a cantar por los pueblos con un repertorio ya más general. Unos años después la coral deja de funcionar, pero allá por los años 60 resurge de nuevo,siempre con Trueba como director y ya con el nombre de Gure Ametsa. Nombre que fue propuesto por el propio Trueba y aprobado por todos. Con todos estos ingredientes el primer concierto se da en el Cinema Begoña, en San Bartolomé,con canciones populares vascas. En vista del éxito se plantea la posibilidad de dar otro concierto por Navidad, haciendo una representación de un Belén viviente y cantando villancicos. Al no haber villancicos en el repertorio de la coral, se comienza a ensayar alguno con la ayuda de Alfredo Hurtado de Saratxo.  En este "impasse" llega un nuevo sacerdote a la iglesia de Alonsotegi, se trata de Txaber Gaztelu, que llega con la aureola de haber dirigido ya una coral en su paso por su anterior iglesia (Miraballes). Con muchos de los mimbres de la antigua coral, y algunos otros que se acercan a la coral atraídos por el nuevo director, arranca "Don Javier" su nuevo proyecto que amplía con una coral de "pequeños", Gure Ametsa Txikia. Estas dos renovadas corales comienzan a participar en conciertos solos o en compañía de otras corales. Son recordadas sus actuaciones en Gernika, donde actuó durante años en las fiestas patronales, y dos concursos el de Tolosa, donde alcanzaron la tercera posición y el famoso concurso de habaneras de Torrevieja. Queda para la historia y para la leyenda negra, la ikurriña que se envió desde euskadi a petición de los organizadores y que nunca apareció ni ondeó en el festival.Hubo quienes optaban por no participar ante semejante agravio, pero triunfaron quienes prefirieron seguir, y volcar su rabia en el concurso. El resultado fue un más que meritorio tercer puesto, ante un duro plantel de coros internacionales.
Otros de los grandes hitos de la coral, fueron las zarzuelas, La coral Gure Ametsa cantó dos zarzuelas "La Tabernera del puerto" interpretada en el teatro Ayala de Bilbao bajo la dirección de Urbano Ruiz Laorden director de la banda municipal de Bilbao. y Los Gavilanes interpretada en Barakaldo y en Alonsoteg.
También es muy recordada la actuación de la coral Txikia en Cataluña junto con el grupo de danzas Eusko Goizaldi. Allí junto con Zabaleta, Motri  y el mismisimo Kepa Junquera, se cosechó un éxito espectacular. Posteriormente fueron los catalanes quienes rindieron visita a Alonsoetgi donde fueron acogidos en diferentes casas del pueblo.
Si mi información no falla la Coral Mayor grabó dos LP’s y un Sencillo, y la coral Txikia grabó dos LP’s, un Sencillo y otro sencillo de Villancicos.La música extraída de los correspondientes vinilos no es evidentemente de la calidad que se escucha ahora, por ahí aparecen los ruiditos típicos de ese formato. Tampoco nosotros eramos los coros del Bolshoi, pero desde luego creo que es más que suficiente para recordar aquella época y aquellas canciones que con tanto interés interpretábamos.Desde aquí el reconocimiento al Maestro Guerrero que nos acompañó en las grabaciones.
Empezamos por dos de las canciones más significativas de ambas corales: Bat bi iru lau interpretado por los Txikis, y Beti Eskama Kentxen cantado por los mayores.




No hay comentarios:

ENTRADAS HISTORICAS (JUNIO 2014)

My name is Vitas


Habréis podido comprobar en estas líneas, que cuando "trabajo" como Disck Jockey mi nombre es DJ Vitas. Alguno ha habido que me ha preguntado el por qué de ese nombre y se lo he explicado, pero aprovecho el blog para contarlo.
Los hechos se remontan a los años 70 cuando a unos amigos de Alonsotegi nos dio por subir a una pista de tenis que había en el monte para jugar unos partidillos. La pista la habían hecho mis padres y sus amigos, al lado de un pequeño "txoko"" (cabaña) que teníamos en Mintetxu. Más que una pista era un pedregal, por la parte de la casa de Zabaleta/Etxebarria tenía una subida que parecía el Mont Ventoux, uno de los laterales tenía al lado la ladera del monte de forma que si te la cruzaban bien acababas comiendo más helechos que La Carranzana (famosa cabra de Zabaleta), había quien tenía hasta su propia piedra a donde dirigía sus saques para lograr un ace por rebote inalcanzable.
Allí solíamos subir, Manu, Forme, Michel, Txema, Alfonso, Iñaki, Ramontxu, Paty, Blas y alguno que otro que seguro se me olvida. Creo que incluso Iñigo hoy "miembro destacado del gobierno vasco" también pasó por las "famosas pistas de tierra batida".
Como me recuerda Ramontxu en un email que me envió el otro día "...me he acordado del Wimbledon de Alonsótegui, allí arriba y de Vitas Gerulaitis, y de ... que recuerdos." Pues sí, aquel era nuestro Wimblendon o nuestro Roland Garros particular, allí pasábamos tardes enteras de verano entre cabras, pasingbols y cafés de puchero. El remate final era la bajada hasta Alonsotegi cuando empezaba a oscurecer, ese era el momento mágico en el que hablar de extraterrestres, de la vida en otros planetas y por qué no, de discutir sobre la existencia de Dios.
En aquel contexto, y en un pueblo en el que los motes son más conocidos que el nombre propio, alguno me  tenía que caer. Al llamarme Jesus a alguien le dio por "anglizar" mi nombre y me empezaron a llamarme "Yisas" . Como por aquella época uno de los mejores jugadores de tenis era el americano Vitas Gerulaitis, mi nombre de guerra pasó a ser Jesus(Yisas) Gerulaitis. Con el tiempo acabé adoptando el verdadero nombre del famoso jugador y muchos de mis amigos me llaman desde aquello Vitas. Como a mi también me gusta, yo también lo utilizo en algunos casos. Lo de DJ Vitas es precisamente uno de esos casos.
El otro día Paty el nombre de guerra de uno de los "cabezas de serie" de aquellos míticos Wimblendon/Mintetxu me enviaba una imagen que hacía que me reafirmara todavía mucho más en mi apodo. Qué bonita la respuesta de mi "buen amigo Vitas", todo una oda al saber perder con orgullo, al mantener la cabeza alta pese a los fracasos  y como no al buen sentido del humor!

Entradas populares