domingo, 27 de octubre de 2013

Mi segunda escalada: María Chimena

María Chimenea (Línea roja)
Nada más arrancar el blog en Abril del 2009 hice un post con la primera de mis escaladas.Unos días después llegaban las fotos. Era la conocida como Normal de Urrestei, posiblemente la vía más fácil de la "Escuela de escalada de Atxarte". Aquel día ya anuncié que iba a seguir publicando mis siguientes dos escaladas. Cuatro años más tarde creo que ya es hora de seguir con la serie.

La segunda de las tres escaladas que realicé allá sobre el año 2.000, fue la conocida como clásica de las clásicas de Atxarte, La María Chimenea. Mientras que en la primera vía Josu el líder del grupo tiraba de 4 principiantes, esta vez la cordada estaba compuesta de tres personas Josu nuestro guía, mi amigo Javi Etxeberria y el que escribe este blog. La María Chimenea (Línea roja del croquis de la izda.) es una vía compuesta por cuatro largos cada uno de  unos 30 metros de niveles (-IV, V, IV y V) para un total de 120 metros .Hay quien le da nivel V+ al global de la subida. Al que ha escalado alguna vez y sabe algo de grados no hace falta que le explique que es un V o un V+ para el que no sabe se lo explico a mi manera. Un V+ para alguien que sabe un poco de escalada es relativamente fácil hay que tener en cuenta que los mejores llegan a un grado 9b+, pero para alguien que no ha escalado en su vida un V a 200 metros de altura es una barbaridad, así de claro! Y es que pasar de nada, a la Urrestei y de ahí a la María Chimenea, es como empezar un día a pasear y al día siguiente hacer un Marathon.

Vista desde abajo del paredón que había que escalar.
Ya para alcanzar el inicio de la vía tocaba subir y trepar un ratito pues la escalada comienza a mitad de la pared, dejando una antigua cantera  abajo y a la izquierda. Cuando en el punto de partida de la escalada mirabas para abajo y veías ya unos cien metros de caída y mirabas para arriba y veías unos 120 metros de pared que casi se te venía encima, empezabas a darte cuenta en el lío en el que te estabas metiendo, y solo se te ocurría decir "En serio vamos a subir por aquí?" A lo que el veterano del grupo te respondía, "Sí hombre ya verás como es muy fácil!" Así que no quedaba otra que tragar y soltar aquello de "Vale, vale, si es así vamos!"
Como no hicimos fotos aquel día, para explicar las cosas he cogido fotos de aquí y de allá. La mayoría de las imágenes las he sacado de esta web.

La primera parte de la escalada salió bastante bien. Eso sí hubo en algún paso en que me tuve que agarrar a los expres (las cintas que se ponen para pasar la cuerda que hace de seguro). Eso se salía un poco de la pureza de la escalada, ya que esos elementos están pensados solo como seguridad ante una posible caída,  pero la verdad ya tenía bastantes problemas por delante como para "agarrarmela con papel de fumar". Así que si de otra forma no se podía, se agarraba uno el seguro y para arriba. Mi amigo Javi, desde luego mucho más dotado para la escalada que yo, tiene el orgullo de haber subido hasta la "campana" sin haber tocado otra cosa que la pura caliza de Atxarte.

Mucha tela que cortar!
Antes de seguir unos comentarios para los que no saben mucho de escalada.Una vía de estas de 120 metros no se hace de un tirón, sino que se va haciendo por tramos de unos 30 metros que es lo que da la cuerda. Cada tramo lo sube un primer escalador,quien va pasando la cuerda por los seguros para que le pare en caso de caída.Una vez pasado el tramo o largo, se para en un lugar seguro llamado reunión. Y digo seguro, no porque estés en una repisa sentado tranquilamente sino porque allí hay una serie de clavijas, tornillos parabolts etc en forma de triángulo de las que te cuelgas. Una vez llegado el primero a la reunión, el segundo o segundos van subiendo de "yoyós" es decir tienen la cuerda por encima, por lo que si caen solo descienden unos pocos metros. El primero sin embargo si ha subido por ejemplo diez metros sin asegurarse, en una caída, cae los diez que ha subido, los diez de la cuerda más lo que se estire esta. Es decir un "pegue" bastante importante.

En la travesía

En la subida cuando estás metido en el ajo no piensas más que en ir tirando para arriba como puedes, pero en las reuniones tienes un buen rato para recapacitar. En una de las reuniones de la María en la que estaba completamente colgado, recuerdo pensar, qué narices hacía yo metido en aquel follón sujeto a unas cuerdas a más de ciento cincuenta metros del suelo! (La torre de Iberdrola de Bilbao mide 165 metros y el Hilton de Valencia 117).

Y por fin llegaba la hora de la verdad. El cuarto largo, es decir la travesía más la chimenea, a quien hay quien le da un 6a. La travesía es un paso horizontal en el que se ladea la pared. En nuestro caso era un tramo precioso muy técnico que había que hacer con paciencia. "Este escollo ya está pasado" Supongo que pensé mientras me acercaba a la temida chimenea, el verdadero "coco" de la vía.

La dificultad de la chimenea estriba entre otras cosas en que la forma de escalarla es muy diferente al resto. En ese tramo hay que trabajar la escalada en oposición (piernas abiertas haciendo presión contra los dos lados del pasadizo) y el empotramiento (meterse en la pasillo o chimenea y apretar el cuerpo contra un lado y las piernas contra el otro).  Evidentemente uno no estaba muy docto en estas técnicas así que tocaba subir a puro huevo!. Pero claro eso a veces no es suficiente. Metido de lleno en el peligroso pasadizo, unos segundos de indecisión hacen que las piernas que tienen que hacer fuerza contra los lados de la pared para sostener el peso del cuerpo empiecen a flaquear. Eso es lo que me pasó a mí, hasta que llegó el momento en que dijeron no puedo más. El vídeo de Kepa Castro que pongo a continuación se parece bastante a la experiencia que pasé yo. La diferencia es que yo me caí!




"Asegura! Asegura!" gritaba como un loco para avisar a mi ángel de la guarda allí en el otro lado de la cuerda.
Escalando en oposición
Por suerte para mí todo estaba controlado y nuestro "profesional" de la escalada, Josu, me sujetaba con seguridad. "UFFFF!"

"Pero por donde subo ahora?" Me desgañitaba tras la caída. Yo allí no veía forma de subir, y eso a 200 metros de altura agobia un poco. No sé cómo, pero al final cuando no hay más remedio uno busca soluciones. Agarrándome en la cuerda, en los express, en los seguros, el corazón a mil por la mucha adrenalina segregada y echándole mucho coraje conseguí sacar ese maldito tramo.

"Lo hemos conseguido!! Prueba superada". Una sensación de haber hecho algo grande invadió mi cuerpo. Ya solo quedaba bajar, por la otra cara de la pared esta vez en una bajada sencilla pero que requería no despistarse. A veces los tramos aparentemente sencillos encierran las mayores desgracias.

Mi primera gran clásica estaba en la "butzaka", pero no sería la última. Quedaba el gran morlaco de 600 kilos del que hablé en mi primer post. Espero no tardar otros cuatro años para relatarlo.

Dejo aquí algún vídeo y alguna foto más para que se vea mejor la vía.

En este vídeo se aprecia muy bien el "patio" o altura a la que se desarrolla la "aventura":



Este es un vídeo completo de toda la vía. Del minuto 5 al 5:30 se ve la parte más difícil de la chimenea:




El paredón de Labargorri, donde se aprecia que la salida de la vía comienza ya a una altura considerable.

Desde la cima se ve al segundo escalador comenzar la travesía y todo el patio debajo!

Dos en la R3  y el primero afrontando la chimenea.





 




1 comentario:

Anónimo dijo...

Que recuerdos Jesus. Efectivamente nuestra primera escalada, "La normal de Urestei", el 2 de Marzo de 1997. Luego vendría la "Maria chimenea".
Buen blog, un abrazo de tu amigo Javier Etxeberria.

ENTRADAS HISTORICAS (JUNIO 2014)

My name is Vitas


Habréis podido comprobar en estas líneas, que cuando "trabajo" como Disck Jockey mi nombre es DJ Vitas. Alguno ha habido que me ha preguntado el por qué de ese nombre y se lo he explicado, pero aprovecho el blog para contarlo.
Los hechos se remontan a los años 70 cuando a unos amigos de Alonsotegi nos dio por subir a una pista de tenis que había en el monte para jugar unos partidillos. La pista la habían hecho mis padres y sus amigos, al lado de un pequeño "txoko"" (cabaña) que teníamos en Mintetxu. Más que una pista era un pedregal, por la parte de la casa de Zabaleta/Etxebarria tenía una subida que parecía el Mont Ventoux, uno de los laterales tenía al lado la ladera del monte de forma que si te la cruzaban bien acababas comiendo más helechos que La Carranzana (famosa cabra de Zabaleta), había quien tenía hasta su propia piedra a donde dirigía sus saques para lograr un ace por rebote inalcanzable.
Allí solíamos subir, Manu, Forme, Michel, Txema, Alfonso, Iñaki, Ramontxu, Paty, Blas y alguno que otro que seguro se me olvida. Creo que incluso Iñigo hoy "miembro destacado del gobierno vasco" también pasó por las "famosas pistas de tierra batida".
Como me recuerda Ramontxu en un email que me envió el otro día "...me he acordado del Wimbledon de Alonsótegui, allí arriba y de Vitas Gerulaitis, y de ... que recuerdos." Pues sí, aquel era nuestro Wimblendon o nuestro Roland Garros particular, allí pasábamos tardes enteras de verano entre cabras, pasingbols y cafés de puchero. El remate final era la bajada hasta Alonsotegi cuando empezaba a oscurecer, ese era el momento mágico en el que hablar de extraterrestres, de la vida en otros planetas y por qué no, de discutir sobre la existencia de Dios.
En aquel contexto, y en un pueblo en el que los motes son más conocidos que el nombre propio, alguno me  tenía que caer. Al llamarme Jesus a alguien le dio por "anglizar" mi nombre y me empezaron a llamarme "Yisas" . Como por aquella época uno de los mejores jugadores de tenis era el americano Vitas Gerulaitis, mi nombre de guerra pasó a ser Jesus(Yisas) Gerulaitis. Con el tiempo acabé adoptando el verdadero nombre del famoso jugador y muchos de mis amigos me llaman desde aquello Vitas. Como a mi también me gusta, yo también lo utilizo en algunos casos. Lo de DJ Vitas es precisamente uno de esos casos.
El otro día Paty el nombre de guerra de uno de los "cabezas de serie" de aquellos míticos Wimblendon/Mintetxu me enviaba una imagen que hacía que me reafirmara todavía mucho más en mi apodo. Qué bonita la respuesta de mi "buen amigo Vitas", todo una oda al saber perder con orgullo, al mantener la cabeza alta pese a los fracasos  y como no al buen sentido del humor!

Entradas populares