domingo, 8 de mayo de 2011

Como iba a jugar bien!

Supongo que está todo dicho sobre Severiano Ballesteros, su repercusión mundial su juego intrépido y creativo, su lucha contra la enfermedad, y ese sexto “Major” que al final no ha podido ganar. Pero un enamorado del golf, no podía dejar pasar este momento sin poner algo en este blog de uno de los grandes de este deporte.

Cada vez que se hablaba de Seve a raíz de conocerse su enfermedad, me venía a la cabeza una conversación con un aficionado  que tuvo la inmensa fortuna de coincidir en un partido con él, en La Arboleda, uno de los campazos que el de Pedreña diseñó. Este aficionado me comentó que aquel día Seve jugó fatal, y que al llegar al hoyo 16 hizo un aproach desde unos pocos metros y se quedó corto fuera de green, pilló tal cabreo por haber fallado un golpe tan fácil que fiel a su fuerte carácter, pegó la bola y la tiró al lago. Algún tiempo después se supo de la existencia de un tumor (como dos bolas de golf) en su cabeza. Como iba a jugar bien! pensaba yo con semejante problema.
Dos cosas han hecho que se humedezcan mis ojos estos días. La primera es el relato de la despedida de Seve de sus seres queridos. “Se despidió con entereza de todos. Yo le dije que le quería y él me susurró al oído: yo también”, relataba su hermano mayor Baldomero. La segunda han sido las lágrimas de su gran amigo Txema Olazabal con quien formó una de las mejores parejas de la Ryder Cup de todos los tiempos. En el último día del Masters de Augusta de 1.999, Seve filtraba una nota en la habitación de Txema en la que auguraba(como así sucedió) la victoria del de Hondarribia.
Por lo demás no tuve la suerte de ver a Seve en directo, en aquellos tiempos poco sabía yo de este maravilloso deporte, y pocas eran las imágenes que se veían de Seve y sus proezas.Ha sido últimamente con internet donde he podio disfrutar de su juego con videos como este:



Sí que he tenido la oportunidad de jugar muchas veces en La Junquera, el campo de golf municipal de Pedreña, el pueblo de Seve. No en el campo que jugaba Seve, NO.  Ese es el campo de los ricos, el campo de los Botín, Sota y compañía. Yo me iba al municipal (160 euros apróx. ser socio al año!), un campo pequeñito, pero muy técnico y divertido. Un lugar que huele a golf por los cuatro costados, donde Seve y también sus hermanos son conocidísimos y queridísimos, y donde no es raro encontrar a un jubilado jugando con un driver de Severiano o a un chaval patear con un put del campeón cántabro.

Al agua! En el 7 de La Junquera

También he tenido la suerte de disfrutar de sus campos de golf. Porque si Seve ha sido un fenómeno como jugador, como diseñador de campos ha dejado también obras espectaculares.

He podido jugar en tres de sus "diseños" y doy fe de ello. Empezando de menos a más: Oliva Nova (Valencia), un campo muy plano pero con mucha agua, que entra en juego en 15 de los hoyos. La Arboleda: nuestro campo municipal, un precioso campo con hoyos espectaculares como el 3 (El preferido de mi padre) un par tres con salida en alto y el 12 un hoyo 5 retador, en el que un buen primer golpe te invita a tirar a green para casi seguro quedarte corto e irte al agua. Por cierto hay algo que pocos saben y es que Seve firmó el campo de La Arboleda con dos bunkers en el hoyo 18 que forman las letras S y B de sus iniciales. Izki: El mejor campo en el que he jugado, otro campo con la marca de Severiano en un marco incomparable, con un original hoyo 13 con dos plataformas, y un gran hoyo final con un puente de llegada a green, copia del puente del hoyo 18 de St Andrews donde tantas victorias alcanzó el de Pedreña.
Poco más decir que descanse en paz, y que allá donde esté le dejen un palo y una pelota para que siga disfrutando y haciendo disfrutar.

1 comentario:

Anónimo dijo...

You got great points there, that's why I always love checking out your blog.

My blog:
credit immobilier puis solution Rachat de Credit

ENTRADAS HISTORICAS (ENERO 2016)

Zona de Fiesta (Mi experiencia en la radio)


Corrían las fallas del año 2014 cuando un amigo de la familia me pidió que pusiera un poco de música en su Casal (Una especie de txoko asociado a la falla). A mí que siempre me ha gustado poner música en fiestas y saraos varios, me encantó la idea y acepté. Días después, allí estaba yo en el escenario con mi “maleta” llena de temas de todos los tipos y colores, intentando animar a aquel grupo de gente de todas las edades. Avatares del destino quisieron que aquella noche se alinearan planetas y satélites y la sesión saliera  bien.
Aquella sesión en la Falla de Mura
Mezclado entre el resto de falleros estaba Rubén, quien al terminar la noche me dijo que quería hablar conmigo porque tenía una emisora de radio y podía haber un hueco para mí. Cuando estás 5 minutos al lado de Rubén,  te das cuenta que es de esas personas que no espera que pasen las cosas, sino que hace que “las cosas sucedan”. La reunión se produjo y allí me contó el proyecto de radio que estaba lanzando. Me contó que se había rodeado de unos cuantos Disck Jockeys para emitir diariamente un montón de horas de buena música por las comarcas del Camp del Turia y de los Serranos. Días más tarde ya estaba yo presentando mi nuevo programa “Zona de fiesta”. Yo haciendo un programa de radio! DJ Vitas emulando a sus idolatrados Ana Blanco, Ramón García, Ely del Valle, Patxi Herranz, cuando presentaban los Cuarenta Principales de Bilbao. No me lo podía creer!

Con Rubén Roca
Sin haber presentado nunca y habiendo pinchado poquito, no hace falta decir que los primeros programas fueron un desastre. Allí fallaba todo, la parte técnica, la locución las mezclas…. Supongo que así tenía que ser, las cosas se aprenden haciéndose y equivocándose. Uno pasaba las semanas colgado de los programas de radio, oyendo música hasta por las noches para encontrar el tema idóneo que pinchar el domingo. Había que rellenar dos horas de música moderna, muy moderna “Anterior al 2013 ya es antiguo Jesus” Me decía Rubén. Y ahí fuimos poco a poco completando programas, mejorando cada semana un poco la calidad del programa, incluyendo nuevos estilos musicales (“Electrolatino no Jesus que he puesto un detector y explota la emisora”). Y como que no quiere la cosa conseguimos terminar 37 programas completos. Desde el 6 de Abril de 2014, hasta el 27 de febrero de 2015. Allí se paró temporalmente el proyecto, aunque me llegan voces de que es posible que DCCFM que así se llamaba la emisora vuelva a resurgir.

Hoy con la magia de internet he colgado todos los programas en una web y ahí están disponibles para quien quiera escucharlos y criticarlos.
Cartel del programa Zona de Fiesta
Pincha AQUÍ para acceder a los 37 programas. La mayoría los he subido sin locución, es decir solo la música sin mi presentación pero hay varios en los que también se escucha al “presentador”. Son los que pone completo. Os recomiendo el programa 29. Fue un especial con los mejores temas del año. El 27 dedicado por completo a la música Trance desde sus orígenes y el 18 cortito pero buenísimo.

Entradas populares