viernes, 17 de julio de 2009

Brasileñas en PELOTAS.Descifrando el enigma.

Cual fue mi sorpresa el pasado martes cuando al consultar las visitas al Blog por ubicaciones, aparece en el mapa: 9 visitas en Brasil. Me sorprendió bastante porque no había entrado nunca nadie de ese país, pero bueno ...

Pero es que al día siguiente digo... y de donde habrán entrado? de Rio? de Manaos? estará Lula viendo el video de "La Cerda"? y entonces hice la consulta por ciudad, y mira por donde veo que las 9 visitas eran de PELOTAS (No, no es que fueran muy buenas, no) es que eran de Pelotas "Ciudad localizada en la costa sudeste de Brasil de 323.000 habitantes"

Este es el gráfico por ciudades del pasado martes 14/7/09: 9 visitas en Valencia, 3 en Bilbao, 2 en Madrid y 9 en PELOTAS!





Así que lo que decía en el anterior Post era verdad: Nueve brasileños y brasileñas visitan el Blog de Vitas EN PELOTAS.



Sin trampa ni cartón, sin Photoshop ni historias.

...y para terminar nos despediremos de este post cantando la famosa canción:


En Pelotas yo nací en Pelotas me crié


En Pelotas yo nací en Pelotas moriré


Pelotas es un estado confederado del Brasil


... y no hay que ser mal pensados, golosones!

ENTRADAS HISTORICAS (NOVIEMBRE DE 2011)

Josu Feijoo el Euskonauta




10, 9, 8, 7,….. ya falta menos para que la ikurriña vaya al espacio. Si todo va según lo previsto  en febrero del año que viene, un insólito pasajero despegará en la USS-Enterprise de Virgin Galactic de la estación espacial de Nuevo México. Se trata de Josu Feijoó, un vitoriano de 46 años, que padece una fuerte diabetes desde desde hace 21 años, que le obliga a inyectarse insulina 4 veces al día.Pues sí Josu se convertirá en breve, si nada se tuerce, en el primer* "Euskonauta" o mejor dicho "Izarnauta" de la historia. (Izar = Estrella para los valencianos).
Euskonauta

* En realidad el primer vasco en el espacio fue Léopold Eyharts. Nacido en Biarritz en 1957 que estuvo en la estación MIR en 1998.

Josu tal y como se puede leer en su página web, cuenta con una dilatadísima trayectoria de expediciones a montañas de más de 8.000 metros, es el primer diabético en alcanzar los "tres polos" (Everest, Polo Norte geográfico y Polo sur geográfico). También ha estado en el McKinley en el Aconcagua y en el Kilimanjaro. Pero parece que lo más duro que ha vivido son las pruebas realizadas para ser Astronauta Preguntado por esas pruebas en una interesantísima entrevista en el periódico Deia, su respuesta es clara: "Si pongo en una balanza,..., diré que de uno a cien, escalar el Everest es uno y las pruebas de astronauta, son 100."

Una de las cosas que más me ha llamado la atención de las múltiples aventuras y expediciones de Josu, es el relato del día en que llega a la cumbre del Everest . Como él mismo dice todos sabemos que en los últimos metros de este planeta existen diversas personas que han fallecido y que sus cadáveres permanecen allí, pero una cosa es oírlo y otra es leerlo con el detalle que lo cuenta Josu. Y es que en su ascensión al techo del mundo Josu se va encontrando con hasta 4 personas muertas:

"...hay una cuerda muy tensa, que viene de la arista cimera y que tiene a un alpinista francés (Jacques Letrange) colgando muerto, este alpinista se cayó ayer, a unos metros de la cima justo cuando bajaba."

Primero: Cuando hemos recorrido 50 metros me encuentro un alpinista sentado en mitad de la arista, justo por donde debo pasar yo, además es un tramo peligroso, a ambos lados hay precipicio, según me voy acercando e iluminándolo con la luz de mi frontal, voy pensando que deberé soltar la cuerda del jumar y destrepar un metro hacia la vertiente norte, con el peligro que ello conlleva para mí, pues fuera de la huella, la pared a la que debo “bajarme” da la sensación de ser nieve o hielo muy inestable, “pegado” a la pared frágilmente.Opto por darle un pequeño puntapié con la punta de mis crampones para despertarle y que se incorpore y me deje pasar sin gran peligro.Cuando llego a su altura, me paro y cuando voy a darle un leve toque, Muktu que viene detrás de mí me dice al oído:- Don´t touch, he is died.Esta muerto y yo a punto de pegarle una patada, me quedo petrificado, todos sabemos que hay muertos en los metros finales y este es uno de ellos, asusta pues quien me dice que este no era mejor que Yo.Muktu me dice que es un sherpa que murió ayer de agotamiento al bajar de la cima, su cliente se salvó, pero el no pudo más.Mientras yo observo el cadáver de este sherpa muerto. La verdad es que parece que solo está durmiendo, está sentado en el suelo, con las rodillas encogidas y los brazos apoyados en ellas, la cabeza esta recostada sobre los brazos, lleva un buzo de ataque a cima North face, las mismas botas que yo, los mismos guantes que yo, podría ser cualquiera…podría ser yo…Como está muerto, cojo y paso por encima suyo, noto como una punta de mi crampón le roza, pero seguro que a él ya no le importa. Pienso en mi hija Katya, a la que no quiero dejar huérfana…la verdad es que me ha afectado esta visión, todos hemos oído que en los últimos metros antes de llegar a la cima del Everest hay cadáveres, algunos recientes otros de años atrás, pero hasta que no los ves, no te lo crees.

Josu en la cumbre del Everest
Segundo: Seguimos sin ver el segundo escalón, quizás porque una pequeña punta de hielo me lo tapa, cuando he visto por primera vez a este grupo de alpinistas estaban parados, por eso lo primero que pensé es que estaban esperando su turno para superar el segundo escalón, pero ahora que he llegado a este punto se el motivo.Hay un alpinista tumbado sobre el hielo, en un pequeño recoveco, esta tumbado, solo le sobresalen las manos, rígidas, sin guantes, está muerto.


Tercero: Veo que Muktu tiene la botella en la mano, pensando donde dejarla hasta que bajemos, pero Muktu no sabe dónde dejarla para la bajada…y es cuando Yo al girarme un poco más hacia atrás, buscando un sitio idóneo, veo emergen de la nieve una mano, totalmente negra por la congelación, con los dedos abiertos y cual sería mi sorpresa mental al descubrirme a mi mismo pensando en decirle a Muktu, que la encaje en ella de forma macabra para que el siguiente que la vea…rápidamente desecho este pensamiento y pienso con estupor…si ahí está la mano…donde está el resto del cuerpo…¡horror¡ estoy sentando sobre sus muslos, que totalmente cubiertos por la nieve han tapado el cadáver. Pero no me muevo, él está muerto, yo estoy vivo y debo descansar un poco mientras bebo Té y como unas galletas.

Cuarto: Cuando estamos a 8.800 metros de altura, hay un fuerte giro hacia la izquierda, para coger una especie de diedro en hielo muy abierto, que lleva a la arista que acaba en la cima del Everest.3 metros mas a mi derecha, justo antes de coger la entrada de este diedro, hay una cuerda muy tensa, que viene de la arista cimera y que tiene a un alpinista francés (Jacques Letrange) colgando muerto, este alpinista se cayó ayer, a unos metros de la cima justo cuando bajaba. Muktu viene hasta donde estoy yo y coge la cuerda del muerto y la separa de la cuerda que vamos a usar nosotros. Miro bien el cadáver, esta colgando del arnés de escalada, el cuerpo lo tiene medio volteado, y las cuatro extremidades las veo en una posición muy grotesca, antinatural, hasta que me doy cuenta que las tiene rotas debido al impacto de la caída, hasta le falta una bota. No dejo que esta visión me altere, no me quedan más de 10 minutos para llegar a la cima del Everest.

Y por fin la cima: Estoy en la cima del Everest, no paro de llorar, me abrazo a Muktu y le digo en ingles:- Thank you, my brother…Sin parar de llorar me agacho y me abrazo a Javi, y le digo entre sollozos: -Javi, estamos en cima del Everest. Y Javi empieza a llorar, noto como su cuerpo se sacude por los sollozos, al mismo compás que el mío.Luego me levanto, llega Pasang, le abrazo y observo, que nuestro equipo al completo ha hecho cima, además estamos solos en la cima del Everest.¡Lo he conseguido¡¡Lo he conseguido¡

Josu Feijóo es un ejemplo para todos de superación, que ante la dificultad de una grave enfermedad, no tiró la toalla sino que persiguió sus sueños sin desfallecer. Muchos de esos sueños, ya los tiene en el "zurrón", el "anteúltimo" convertirse en astronauta está cada vez más cerca. En febrero, todos los vascos empujaremos desde nuestras casas para que tras la cuenta atrás, todo salga bien y podamos ver a Josu con nuestra ikurriña en el espacio.

Entradas populares