viernes, 10 de agosto de 2012

Princesita



Dedicado "a las de la primera palabra que te viene a la mente" a las que "equivocaron el camino un poco más que nostros" a las que "tuvieron que aprender a ser mujeres antes de tiempo" a las que "arden de frialdad" a las que tienen "la mirada de una niña triste" a las que "guardan en un ataud la sensibilidad".


Otra obra maestra de Los Aldeanos, aunque me quedo con La naranja se picó que en su día asomó por este blog.

Esta es la letra completa de la canión:
Esta puede ser la historia de una de esas mujeres a las que les aman por la primera mala palabra que te viene a la mente, que no ven más allá de su apariencia.A veces cuando vemos a alguien que supuestamente equivocó el camino un poco mas que nosotros, nos convertimos en los mas crueles jueces así funciona la humanidad, así funciona la sociedad

Ella sabe de falsas promesas, de engaño, llanto sin amparo, de marcas bebidas y salidas a lugares caros, los dos lados de la vida y saber sufrir riendo.Ella tubo que aprender a ser mujer antes de tiempo, ella vive ardiendo pero de frialdad. Se viste, tiene la fuerza de cientos y la mirada de una niña triste.

Ella resiste, se controla acompañándose a si misma, eso abisma el prisma de una isla sola. Sola tuvo que aprenderlo todo, buscar salidas y ganarse la vida a su modo. Se aprendió el todo o nada y a luchar codo con codo.Fingió no ser brillante como un diamante enterrado en el lodo, sabe de apodos y de modas, al detalle calcular profundo y manejar asuntos en la calle, sabe hacer que quien la conozca nunca olvide su nombre y conoce mil secretos para enloquecer a un hombre

Nadie sabe de donde, cuando y cuanto puede florecer su amor. De indiferencia hizo su escudo protector. Se comporta según la situación y el contexto porque porta máscaras y siempre avanza tras un plan maestro. Lo cierto es que nadie sabe cuantas lagrimas derrama, nadie sabe cuan tierna y dulce puede ser cuando ama. Ninguno en el teatro de su vida aprendió la trama, la miran solo para ver el horizonte de su cama.

Princesita de un reino de acusaciones y cerrojos, porque lo esencial es invisible a los ojos. Todos cuentan su historia y nadie sabe. Las miradas no rompen las barreras del maquillaje la flor que en el jardín con veneno están regando su diario. Solo guarda paginas en blanco, su apariencia y su interior no compaginan, ella se conoce la sociedad se la imagina

Ella tiene un corazón y de pasión un mar, una parte del alma vacía y la otra parte de mucho para dar. Una forma propia de besar. Mal humor a veces con un lugar para el dolor y un mundo al que no pertenece. Ella parece ser feliz hasta que se estrella con la realidad, y se da cuenta que solo se tiene a ella. Su amor ahogado soledad y juventud que navega en sueños con diferente latitud su actitud sufre la esclavitud de la hostilidad su verdad guarda en un ataúd la sensibilidad.

Es una flor sin jardinero pero con fragilidad oculta tras espinas para retirar la debilidad. Con facilidad siempre entrega más y se siente bien haciendo sentir bien a los demás. Vive buscando paz y mucho más ahora que su vida cambia poco a poco, gracias a un loco romance a escondidas que se anida en espacios de tiempos rectos. Él tiene su Historia ella lo acepta y dice ok, te compre con defectos. Pasan momentos entre abrazos y besos, hacen temblar las paredes, suelen entregarse a algo mas que el sexo. Es un nexo que a oscuras fulgura y se acaba rápido. Dice que todo es mágico hasta que él  se va. Y ahí esta enterrando más amor. Avanza la niña mujer que aprendió todo menos perder la esperanza.

Princesita de un reino de acusaciones y cerrojos porque lo esencial es invisible a los ojos. Todos cuentan su historia y nadie sabe, las miradas no rompen las barreras del maquillaje. La flor que en el jardín con veneno están regando, su diario solo guarda paginas en blanco su apariencia y su interior no compaginan. Ella se conoce la sociedad se la imagina Ella es la luz que todos miran como noche, la rosa desojada en las esquinas, el mas bello tesoro guardado en el mas feos de los cofres ... Ella se conoce la sociedad se la imagina


No hay comentarios:

ENTRADAS HISTORICAS (JUNIO 2014)

My name is Vitas


Habréis podido comprobar en estas líneas, que cuando "trabajo" como Disck Jockey mi nombre es DJ Vitas. Alguno ha habido que me ha preguntado el por qué de ese nombre y se lo he explicado, pero aprovecho el blog para contarlo.
Los hechos se remontan a los años 70 cuando a unos amigos de Alonsotegi nos dio por subir a una pista de tenis que había en el monte para jugar unos partidillos. La pista la habían hecho mis padres y sus amigos, al lado de un pequeño "txoko"" (cabaña) que teníamos en Mintetxu. Más que una pista era un pedregal, por la parte de la casa de Zabaleta/Etxebarria tenía una subida que parecía el Mont Ventoux, uno de los laterales tenía al lado la ladera del monte de forma que si te la cruzaban bien acababas comiendo más helechos que La Carranzana (famosa cabra de Zabaleta), había quien tenía hasta su propia piedra a donde dirigía sus saques para lograr un ace por rebote inalcanzable.
Allí solíamos subir, Manu, Forme, Michel, Txema, Alfonso, Iñaki, Ramontxu, Paty, Blas y alguno que otro que seguro se me olvida. Creo que incluso Iñigo hoy "miembro destacado del gobierno vasco" también pasó por las "famosas pistas de tierra batida".
Como me recuerda Ramontxu en un email que me envió el otro día "...me he acordado del Wimbledon de Alonsótegui, allí arriba y de Vitas Gerulaitis, y de ... que recuerdos." Pues sí, aquel era nuestro Wimblendon o nuestro Roland Garros particular, allí pasábamos tardes enteras de verano entre cabras, pasingbols y cafés de puchero. El remate final era la bajada hasta Alonsotegi cuando empezaba a oscurecer, ese era el momento mágico en el que hablar de extraterrestres, de la vida en otros planetas y por qué no, de discutir sobre la existencia de Dios.
En aquel contexto, y en un pueblo en el que los motes son más conocidos que el nombre propio, alguno me  tenía que caer. Al llamarme Jesus a alguien le dio por "anglizar" mi nombre y me empezaron a llamarme "Yisas" . Como por aquella época uno de los mejores jugadores de tenis era el americano Vitas Gerulaitis, mi nombre de guerra pasó a ser Jesus(Yisas) Gerulaitis. Con el tiempo acabé adoptando el verdadero nombre del famoso jugador y muchos de mis amigos me llaman desde aquello Vitas. Como a mi también me gusta, yo también lo utilizo en algunos casos. Lo de DJ Vitas es precisamente uno de esos casos.
El otro día Paty el nombre de guerra de uno de los "cabezas de serie" de aquellos míticos Wimblendon/Mintetxu me enviaba una imagen que hacía que me reafirmara todavía mucho más en mi apodo. Qué bonita la respuesta de mi "buen amigo Vitas", todo una oda al saber perder con orgullo, al mantener la cabeza alta pese a los fracasos  y como no al buen sentido del humor!

Entradas populares